Imagen de la noticia
Gracias al MinTIC, profesora chocoana contribuye a la paz de su región

Gracias al MinTIC, profesora chocoana contribuye a la paz de su región

Resumen
A esta docente de 42 años se le arrugaba el alma cuando veía llegar al salón de clases una nueva víctima del conflicto armado. "Era común que a mi comunidad llegaran niños que debido a la guerra abandonaron sus pueblos huyendo de la violencia, para comenzar una nueva vida", afirmó.

Lucy Arlethy Mosquera, del municipio Medio Baudó, fue invitada a Santa Marta por el Ministerio TIC para compartir sus experiencias de uso de la tecnología en la escuela, a 80 maestros de la región Caribe que recibieron tabletas del programa 'Computadores para Educar'.

Por:@rafacarocucuta

A esta docente de 42 años se le arrugaba el alma cuando veía llegar al salón de clases una nueva víctima del conflicto armado. "Era común que a mi comunidad llegaran niños que debido a la guerra abandonaron sus pueblos huyendo de la violencia, para comenzar una nueva vida", afirmó. Presos de la desesperación ante el cambio abrupto de su cotidianidad –relató la profe Lucy Arlethy Mosquera–, estos chicos desfogaban su rabia con actos de indisciplina e intolerancia que bien podrían interpretarse como una forma de llamar la atención.

No obstante, la paciencia de Lucy (42 años) tenía límites: "Era insoportable trabajar en medio del desorden, las peleas y los gritos", reconoció. Afortunadamente, encontró la solución en la tecnología, pues gracias a los equipos que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) y su programa 'Computadores para Educar' le entregaron a su institución educativa, el colegio agroecológico Francisco Eugenio Mosquera, los chicos tuvieron un notable cambio en sus comportamientos y rendimiento escolar.

Por eso, esta profesora fue invitada por el MinTIC a la ciudad de Santa Marta: allí compartió sus experiencias y metodologías de uso de la tecnología en el aula de clase, en el marco del evento de entrega de tabletas digitales de 'Computadores para Educar' a cerca de 80 maestros. "La Unesco ha declarado que las TIC contribuyen al acceso universal de la educación, al ejercicio de la enseñanza, al aprendizaje de calidad, y al desarrollo profesional de los docentes", manifestó la Viceministra General TIC, María Carolina Hoyos.

Esto también lo corrobora la profe Lucy, quien dice que la llegada de 20 computadores portátiles a la sede educativa Escuela Nuestra Señora de la Pobreza marcó un antes y un después para esta comunidad educativa. La tecnología les devolvió la esperanza y las ganas de estudiar a estos chicos cuyas ilusiones habían sido arrebatadas por la violencia. "En mis 20 años de experiencia como docente, me he convencido de que la educación es la herramienta más poderosa para que los jóvenes del Chocó salgan adelante. Sólo así, nuestra región será una tierra más próspera y equitativa", aseguró.

Medio Baudó es un municipio ubicado en la zona medular del Chocó, a 120 kilómetros de distancia y unas tres horas de trayecto por vía terrestre de la capital departamental, Quibdó. Con más de 13 mil habitantes en sus zonas rural y urbana, los habitantes de este territorio se dedican a principalmente a oficios como la siembra de plátano, banano, yuca, maíz; minería en menor escala (hay yacimientos de oro y platino), y la pesca fluvial.

En Colombia, el Gobierno Nacional se ha propuesto revolucionar las metodologías de la educación de las zonas más apartadas del país con una ambiciosa estrategia liderada por el MinTIC, cuyo propósito es modernizar las dinámicas de enseñanza de asignaturas básicas y estimular la creatividad de los estudiantes con el uso de la tecnología. "A través del Plan Vive Digital, hemos entregado más de 2 millones de equipos, entre computadores y tabletas, que hoy benefician a 286.801 maestros y 8.019.791 de estudiantes en 39.372 instituciones educativas públicas de todo el país", añadió la Viceministra Hoyos.

Sin miedo a la tecnología

Para la profe Lucy, la llegada de la tecnología al colegio fue una revolución cultural, pues ningún alumno había utilizado antes un computador. "Los niños que no han tenido computadores se vuelven más inquietos cuando ven uno. Afortunadamente, los utilizamos no solamente para la clase de Informática, sino para todas las demás asignaturas. Con estos equipos logramos que ellos estuvieran más pendientes de las explicaciones, y su nivel de participación aumentó notablemente", indicó.

Entonces Lucy sonríe y se asoman sus dientes nacarados al evocar las anécdotas que sus pupilos del grado 1º –cuyas edades oscilan entre los 6 y 8 años– tuvieron que sortear al verse enfrentados al poder abrumador de las TIC. Un caso enternecedor fue el de Wellington Chamorro, un pequeño Emberá que entraba en pánico cada vez que se sentaba frente a un portátil. "Nunca había visto un computador, y le daba miedo dañarlo. Tuve que decirle que eso no se rompía con el uso cuidadoso, y le indiqué cómo debía utilizar el teclado", recordó. Sus métodos amorosos convirtieron a Wellington en un aventajado estudiante que hoy escribe a la velocidad del trueno, y hasta tiempo le queda para investigar las culturas de sus ancestros indígenas.

Otro alumno al que le rindió el tema tecnológico, es Wilson Mosquera, quien gracias a los aprendizajes obtenidos de las TIC, hoy le explica a su papá algunos datos útiles para mejorar los cultivos de maíz, plátano, banano y arroz, productos agrícolas que se cultivan en la finca familiar:.

La razón principal que explica el éxito de la profe Lucy con sus alumnos, es el uso estratégico que ella ha dado a los equipos tecnológicos de 'Computadores para Educar'. Disciplinas como la agricultura, la piscicultura, la cría y engorde de pollos, y porcicultura, son abordadas de manera interactiva desde los portátiles, y esto ha significado una apropiación eficiente de las TIC para el contexto social y cultural de la niñez de Medio Baudó.

Por el momento, Lucy agradece a sus parientes por haberle transmitido la pasión por la enseñanza: "Yo no tenía otra alternativa, nací para ser profesora porque mi mamá Ana de Jesús Ibargüen, y mi hermano José Nemesio, me inculcaron el amor por este oficio". En cuanto a las TIC, recomienda a sus colegas utilizarlas de manera estratégica: "Utilicen a diario los computadores que el Gobierno les entrega, y ya verán cómo cambiarán el rendimiento de sus estudiantes. La tecnología, estoy segura, es un instrumento de paz", concluyó.

MÁS NOTICIAS